Hace algún tiempo compartimos un artículo sobre las aplicaciones de la metodología BIM en el sector terciario y las franquicias. Hoy retomamos el tema centrándonos en las ventajas del BIM para la gestión de activos durante su vida útil.

El diseño, construcción y operación de los locales comerciales se puede gestionar de manera más eficiente con un modelo paramétrico

Cada vez más empresas del sector terciario aplican el BIM para el diseño, construcción y gestión de sus espacios comerciales. Esto es debido a los beneficios que les aporta esta manera de trabajar.

Nos encontramos en un momento de incertidumbre y cambios. La necesidad de reorganizar los espacios comerciales y de trabajo para adaptarlos a las medidas de seguridad ha surgido de improviso.

La protección de la salud es un requisito indispensable para todos los negocios. Estos deben adaptar rápidamente sus espacios para seguir funcionando. A la vez, tienen que garantizar a los usuarios y trabajadores la máxima protección frente a la amenaza de contagio.

Es importante garantizar estas medidas de seguridad, así como la optimización del espacio, de manera que el diseño adaptado a estas nuevas necesidades siga siendo funcional y rentable.

Un modelo para la gestión

En el post anterior destacamos las ventajas que esta metodología ofrece a la hora de GESTIONAR. El modelo nos sirve para gestionar la vida útil del local comercial u oficina, cubrimos todas las fases: DISEÑO – OBRA – USO.

Una vez finalizada la obra, disponemos de una base de datos fiable para gestionar la instalación. Esto que resuelve los problemas tradicionales asociados a la falta de información a la hora de hacer renovaciones. La información disponible facilita posteriores reformas y cambios de distribución para mejorar las ventas.

La fase de explotación (operación y mantenimiento) es la fase final y principal del ciclo de vida del activo.  Aquella en la que la infraestructura entra en actividad. Es una fase muy importante ya que, de acuerdo con diversos estudios, si los costes en las fases de proyecto y construcción de una edificación pueden suponer alrededor de un 20-25% de los totales de su ciclo de vida, es el 75-80% restante el que se destina a esta fase de explotación.

Un modelo BIM puede reunir la información necesaria para ayudar a las labores de uso y mantenimiento (datos de instalaciones, equipamiento…). De tal manera que cada elemento llevará ligados los datos que resulten útiles para el responsable del FM (Facility Management).

Ventajas del BIM para la gestión de activosventajas bim gestión activos

Tener un modelo BIM del activo facilita la adaptación de espacios comerciales y oficinas a las nuevas condiciones de seguridad. De las muchas ventajas del BIM para la gestión de activos destacamos las siguientes:

AGILIDAD

Gracias a que toda la información está disponible en el modelo virtual podemos reducir los tiempos de respuesta a consultas sobre el diseño, los materiales o incluso el mobiliario a instalar. A la hora de reformar un local comercial está información nos permite agilizar el proceso. De esta manera es fácil asegurar que la apertura del local comercial se realizará en la fecha prevista.

SEGURIDAD Y GARANTÍA

La información está siempre disponible y actualizada en el modelo virtual. Un modelo al que todos acuden para consultar o incorporar información. En todo momento, el promotor tiene acceso a la información para poder valorar la inversión y tomar decisiones.

GESTIÓN EFICAZ

De compras, pedidos y envíos. El modelo es algo más que geometría, es una BASE de DATOS. Con tablas de planificación y la vinculación con herramientas como Excel o ERP podemos planificar y gestionar pedidos, mobiliario, materiales… Podemos llevar un mayor control del proyecto.

VISUALIZACIÓN 2d y 3d

Esto es especialmente interesante ya que nos ayuda mostrar el diseño al cliente y poder tomar decisiones de manera conjunta. El modelo puede ser también utilizado para generar visualizaciones fotorealísticas con materiales e iluminación reales. Podemos evaluar diferentes alternativas con las opciones de diseño y buscar así la mejor solución para cada proyecto. Utilizando las fases podemos visualizar y analizar el estado actual y el reformado en un único modelo.

COMUNICACIÓN

Esta es esencial en esta metodología. BIM integra a todos los agentes implicados (arquitectos, ingenieros, constructores, promotores…) y establece un flujo de comunicación transversal entre ellos. Se genera un único modelo virtual que contiene la información generada por los agentes de las distintas disciplinas. Estos intervienen de manera coordinada según su rol. Los miembros del equipo se mantienen al tanto de los cambios, lo que reduce los errores por falta de coordinación.

Además…

OPEN BIM COVID-19

Mediante el uso de aplicaciones como Open BIM COVID-19 de Cype, integrada en el flujo de trabajo Open BIM a través de la plataforma BIMserver.center y a partir de un modelo IFC de nuestro local, podemos elaborar un plan de seguridad para aquellos establecimientos donde se prevea su uso por parte de trabajadores y/o la asistencia de público.

 

Diseño generativo

Para concluir, destacamos la oportunidad que supone para este tipo de proyectos el diseño generativo, una de las apuestas principales de Autodesk en los últimos años. Esta manera de afrontar el diseño de los proyectos nos permite evaluar múltiples opciones de manera rápida, sacando el máximo partido a cada espacio en función de los parámetros que definamos (máxima ocupación permitida, la ubicación y el tamaño del área de los mostradores, la relación entre la zona de venta y el almacenamiento, el espacio entre los estantes…).

Os dejamos el enlace a un artículo interesante sobre la aplicación de esta tecnología al diseño de espacios comerciales.

https://www.autodesk.com/solutions/generative-design/architecture-engineering-construction/stamhuis